Iniciar sesión

Miércoles, 03 Septiembre 2014 18:20

Trabajo, sociedad y entorno. Una visión operativa.

Publicado por

Al inicio del nuevo curso es interesante hablar un poco de para qué sirve lo que estudiamos; especialmente cuando el ministerio de Educación saca la Filosofía de los planes de estudio. La Filosofía era una asignatura que tenía por misión estimular la mente a base de generarnos preguntas; y en estos momentos esto se considera algo inconveniente. Incluso se prohíbe preguntar. 

Miércoles, 03 Septiembre 2014 18:09

Sobre normas y leyes

Publicado por

En los modelos morales y de comportamiento en los que nos hemos movido desde nuestra infancia, muy usualmente recibíamos el mensaje de que para conseguir cosas como ser feliz, llegar a ser alguien en la vida, y similares era imprescindible cumplir una serie de normas que acababan por condensarse en frases como “ser un buen chico/a” o “ser una persona de provecho”; era a base de acatar el conjunto de directrices implícitas en estas acepciones (que hay que decir que eran muy diversas y, además, variables según familias) como se podían alcanzar cosas tan relevantes como, sin ir más lejos, la felicidad.

Domingo, 06 Julio 2014 16:03

El deseo (capítulo 6). El deseo en la oración

Publicado por

Quizá esto lo veremos ilustrado, aunque suene un poco extraño, al hablar de la oración. La oración es frecuentemente una expresión de lo que yo deseo. Lo mismo si deseo ser muy bueno, o muy virtuoso, que si deseo que se solucione un problema que yo tengo, del tipo que sea. Entonces mientras yo estoy formulando mi deseo en la forma de oración, ¿qué está funcionando realmente en mí? Está funcionando un aspecto del sentimiento y está funcionando un aspecto de la mente. Pero no funciona en absoluto el aspecto de la energía.

Domingo, 06 Julio 2014 15:56

Sobre las "recaídas" en el Trabajo

Publicado por

Suele suceder que toda persona que lleva a cabo un trabajo interior tiene en varios momentos la percepción de que va para atrás, de que lo que había conseguido los días o semanas anteriores de repente brilla por su ausencia y vuelve a estar como antes, sino peor, porque añade al parón esta sensación de pérdida. Esto ocurre, por ejemplo, cuando constatamos determinadas resistencias, cuando vemos que hay partes de nosotros que tratan de escabullirse o de hacer trampas en el Trabajo, por mucho que veamos de forma cada vez más clara su utilidad; lo cual no hace sino confundirnos doblemente.

Pero hablar de recaída no hace justicia a la verdad, ya que es exactamente al contrario.