Iniciar sesión

Domingo, 01 Septiembre 2013 06:24

Las dificultades en el trabajo interior. Una reflexión global.

Publicado por  Jordi Calm
Valora este artículo
(2 votos)

En el Trabajo, y de hecho en todo esfuerzo sostenido que hagamos por progresar en algún aspecto de nuestra vida, suele suceder que, tras unos inicios que pueden ser más o menos prometedores, nos toca enfrentarnos a situaciones externas que percibimos como complicadas o, en otra cara de la misma moneda, a procesos internos que nos generan bloqueos y parones para los que a veces ni siquiera sabemos encontrar ninguna explicación. De una forma u otra, afrontamos escollos que vivimos con una cierta gravedad, y que fácilmente nos hacen dudar de nuestras capacidades; de hecho, es probable que unos cuantos de nosotros, si en su momento no hubiéramos tenido a alguien al lado que nos orientara, hubiéramos dado por fracasada esta experiencia de desarrollo interior.

A medida que vamos superando algunas de estas crisis, porque el hecho es que se suceden con una cierta periodicidad en formas y maneras diversas, va creciendo en nosotros una confianza, una valentía que a veces hasta nos sorprende; ya no vivimos estos conflictos con los miedos, angustias o pánicos iniciales, si no que nos sabemos con recursos para afrontarlos, recursos que, si bien en los primeros escarceos no siempre tenemos claro cuándo y cómo van a salir, constatamos que acaban por aparecer, y nos llevan a un desenlace que resulta enriquecedor, aunque es verdad que no siempre a la carta.

Es importante destacar que, mayoritariamente, el proceso que sufrimos hasta salir de estas situaciones es en mayor o menor grado convulso, y siempre transformante; al final hay partes de nuestra personalidad que se diluyen o pierden fuerza y otras que se expanden, o bien surgen sin más para manifestarse y asentarse en nuestra conciencia, y en nuestra vida. Este intercambio siempre deviene provechoso, porque se aprecia que lo que se disgregó estaba en un nivel de conciencia más bajo que lo que finalmente ha ocupado su lugar, y que la vivencia de nosotros y de la realidad, si es que se puede separar, aumenta y se hace más rica, más plena, y también más real.

Esta constatación de una mayor autenticidad en nuestra vida a medida que vamos superando (aprovechando para el símil que la vuelta ciclista está en liza) puertos de montaña de diversa categoría genera un efecto curioso, y es que a la que vemos las cosas con algo de perspectiva emerge en nosotros una especie de intuición de que todo ha tenido, y por lo tanto tiene y tendrá, un sentido; que todo lo que ha ido sucediendo es, precisamente, lo que nos ha llevado a esta vivencia actual cada vez más genuina y veraz que tenemos de nosotros, del mundo que nos rodea, y de la realidad. Esta intuición es, como tantas cosas en el Trabajo, gradual pero fidedigna. 

Podríamos llegar a preguntarnos -o, quizá, a darnos cuenta- si lo que realmente sucede es que, en ciertos niveles, la realidad inmensa y transpersonal que somos no está haciendo sino tirar de nosotros a través de estas dificultades para que nos abramos paso hacia ella. Al escribir estas palabras no puedo dejar de recordar las palabras que Blay pronunció en el seminario que fue el origen del libro La realidad : “Si yo os dijera que lo que se ve cuando se está despierto es que nunca se ha dormido, eso no lo creeríais...” el silencio y las risas desorientadas que siguieron a sus palabras dan fe de que, de entrada, no es una afirmación fácil de asumir.

 
Leer 6344 veces Modificado por última vez en Domingo, 01 Septiembre 2013 06:37

5 comentarios

  • Enlace Comentario Jueves, 03 Octubre 2013 16:38 publicado por Esteban

    A veces me suena a los poetas vivos esto del trabajo, un impulso por salir de donde estoy, un impulso por llegar a lo que se me plantea del exterior .Por otro lado la idea inculcada de siempre, no salirme del tiesto sino estacazo que te crió.
    ¿Como puede ser que solo un puñado de personas piensen en el ser “superior”? por otro lado cuando uno a llegado a conocer un hermoso espacio interior de paz que llega a embriagar esto queda como un venenillo que te hace escarbar en la misma dirección.
    Me alegra bajo mi humilde sentimiento pertenecer al club de los poetas vivos ,en cuanto el trabajo me ayuda a despertar del sueño de todo lo que me creía ser .Y por que no , ser podía llegar a ser mucho mas y diferente de lo creído e imaginado.
    Gracias por los que ponen las cordadas en la montaña facilitándonos el camino .

  • Enlace Comentario Miércoles, 25 Septiembre 2013 08:50 publicado por jcalm

    Hola Jaume.

    La manera en la que has explicado tu proceso interno me parece muy clara e ilustrativa. Como dices, a medida que nuestro nivel de conciencia se eleva constatamos que estas crisis muestran también una diferente composición. En el fondo, tocan todos los palos que hay que tocar, porque cuando se hace este Trabajo no valen componendas, si queremos autorrealizarnos no podemos dejar cuartos oscuros por limpiar; de hecho la realidad no nos lo permitirá, y bien que hace.

  • Enlace Comentario Lunes, 23 Septiembre 2013 20:23 publicado por Jaume

    Primero de todo felicidades por este fantástico articulo que no tiene desperdicio. Lo comentaré según mi experiencia.

    Es bien cierto que, si inicialmente no hubiese tenido una persona que me guiase e insistiese en lo importante de prestarme atención, difícilmente por mi mismo hubiera podido cambiar la dinámica interna habitual, que por decir-lo con algún adjetivo usaré ‘desastrosa’.

    En esta parte del Trabajo los bloqueos internos son frecuentes y vamos tomando consciencia de ellos, pero aún no somos capaces de tomar plena consciencia de lo que somos ni del personaje que nos hemos montado sin querer, y creemos ser.

    Posteriormente a estas resistencias de gran fortaleza, empiezan como muy bien indicas las llamadas ‘crisis’, en mi experiencia han sido muchas…, pero cabe incidir en que ahí ya se está invirtiendo la dinámica interna, porque empezamos a situar-nos en el ver, el sentir y el hacer. Las crisis pasan de ser debidas a la dificultad del personaje de conseguir lo que se proponía, a ser crisis debidas a la confrontación de nuestra conciencia actual, con los residuos del inconsciente. Aquí se produce el crecimiento, por la disolución de situaciones hasta el momento inconscientes y que nos limitaban, y por el consiguiente aumento de consciencia de la realidad de uno mismo.

    Ahora me doy cuenta de que la mayor parte de problemas de mi trayectoria vital, han sido debidos al personaje que creía ser y deseaba proyectar, y no por lo que soy. Ahora, soy consciente que a algunos puede no gustarle mi modo de hacer, ya que no se ajusta a su modelo, pero si os soy sincero cada vez me importa menos.

  • Enlace Comentario Miércoles, 11 Septiembre 2013 20:42 publicado por jcalm

    Hola Eugeni.

    Sólo decirte que llega un momento en el que te das cuenta de que, en verdad, no tienes tal opción, porque la alternativa es cada vez más alienante. Y respecto a lo que haces, tu ánimo es encomiable, pero si quieres dedicarte a fondo con el Trabajo como un camino real de desarrollo interior, no puedo sino recomendarte que busques a alguien que te ayude con una cierta continuidad, porque si no corres el riesgo de encontrarte, de aquí a un tiempo, en situaciones y niveles distintos a los que creías haber alcanzado, sin tener claro en qué momento te perdiste o qué te has dejado en el camino.

  • Enlace Comentario Miércoles, 11 Septiembre 2013 12:52 publicado por Eugeni

    Tan sólo unas lineas como testimonio de que hacer "esto" solo cuesta, cuesta y mucho como ya sabreis , porque ademas de las dificultad intrínseca de todo acto que propone una superación personal se suma el engaño que conforma o alimenta al propio personaje.. Entonces la SINCERIDAD creciente es básica, porque es verdad que cuando te situas alli donde te das cuenta- aunque sea un poquito- de lo que implica la identificación, VES lo que esta ocurriendo. Entonces uno tiene que decidir si quiere seguir siendo sincero y profundizar mas, hasta que todo madure y caiga o se desprenda por su propio peso...o es mejor dejar de ser sincero y vivir esas ilusiones, esas ideas. Hablo, claro está de un primer estadio del trabajo, yo llevo asi un añito dede que fui al curso de introducción, y aunque digo que lo hago solo, esto no es totalmente cierto, pues las grabaciones de Blay, un par de libros suyos y de Jordi, y algun que otro email y este foro me sirven de pauta, barrera o de fuente de inspiración. Y luego claro, esta el VER, eso que al principio no sabia ni que era y que ahora se ha convertido en algo imprescindible y creciente. Gracias.

Para poder participar con tus comentarios en el artículo es necesario ser socio simpatizante de la asociación, lo cual es gratuito y sólo requiere tu registro en esta web. Más información en el apartado COMO HACERSE SOCIO.