Iniciar sesión

Domingo, 06 Septiembre 2015 08:17

Dios pone los ejercicios

Publicado por  Jordi Sapés
Valora este artículo
(8 votos)

La realidad está hecha de energía, inteligencia y amor. Cuando nuestro desarrollo personal descuida alguno de estos aspectos o se satisface considerando que lo manifiesta en un grado superior al de su entorno, la realidad se encarga rápidamente de desmentirlo presentándose en forma de problema. No tenemos más que mirar que aspectos de la realidad se nos presentan más cuesta arriba para ver las capacidades que necesitamos ejercitar.

Pero esto sucede también cuando, habiendo advertido esta falta de desarrollo, nos proponemos remediarla con nuestra mejor voluntad y nos hacernos el propósito de tratar algunas cosas de una manera distinta de cómo veníamos haciéndolo. La idea suele consistir en hacer pequeñas mejoras, algunos retoques. Pero la respuesta que tiene en cuenta lo que hasta ahora habíamos considerado irrelevante tiene un tenor muy diferente, no puede ser la misma de costumbre convenientemente remozada. Y el hecho de querer mantener la de costumbre, limpiándole la cara, produce más desgracias que beneficios y nos coloca ante la evidencia de que el cambio ha de ser mucho más profundo. 

Como dice el refrán: a veces para solucionar algo se ha de estropear del todo, precisamente para que los apaños no sean posibles. Esto es lo que está sucediendo ahora en relación a un problema colectivo: los refugiados de las guerras y del hambre que pretenden entrar en Europa. La avalancha es de tal magnitud que los gobiernos europeos no han dudado en quitarse la careta y proclamar en voz alta que no los quieren; pero esto solo ha servido para desenmascarar su inmoralidad porque la gente continúa llegando y superando todos los obstáculos que se les pone. Es una corriente imparable a la que habrá que dejar de tratar como una cuestión de orden público. En todo caso, el orden público habrá que imponérselo a los ciudadanos europeos que protestan porque se les despierta del letargo en el que están instalados.

La inmoralidad ofrece diferentes formas: colocar tanques en las fronteras, levantar vallas en las mismas, amenazar con confiscar los salarios de los trabajadores en situación ilegal, negarles cobertura sanitaria, permitir que se ahoguen en el mar, dispararles para que no pongan el pie en territorio europeo y devolverles al otro lado si lo han conseguido. Todo esto conculcando la legislación internacional. ¿Quiénes son aquí los ilegales? Esto no solo es ilegal: es inhumano; y sobre todo inútil, porque una legislación que ignora la realidad se cae por sí sola.

¿Y quién se preocupa realmente por el origen del problema? Ya es evidente que las fuerzas del mercado no van a sacar al continente africano de la miseria, solo van a agravarla cada día más. También es evidente que las filas del fundamentalismo islámico se nutren de personas que viven marginadas por el fundamentalismo financiero. La inteligencia y la energía, la razón y la técnica, se están mostrando incapaces de resolver la situación. Falta el amor. Son millones de personas las que reclaman un compromiso con la humanidad que, hoy por hoy, no tenemos.

Ya sé que la excomunión no está de moda, pero igual el Papa debería leerles la cartilla a estos dirigentes europeos que se dicen católicos o protestantes y adoptan estas medidas represivas en vez de atender la situación. Claro que igual sucedería que la mayoría de católicos, encabezados por estos dirigentes, se pondrían de acuerdo y lo excomulgarían a él.

En todo caso, ahí tenemos algo que nadie había previsto y nadie sabe cómo solucionar sin cambiar los esquemas tradicionales. Es un ejercicio que Dios nos pone. 

 

Leer 8276 veces Modificado por última vez en Domingo, 06 Septiembre 2015 08:35

27 comentarios

  • Enlace Comentario Sábado, 03 Octubre 2015 09:09 publicado por Carlos

    Muy interesante el debate y muchos comentarios. Manuel, creo que has tocado un
    punto clave.
    Yo me hago la pregunta así:
    ¿Debe la espiritualidad ser algo encarnado en el mundo o debe ser ajena a los problemas sociales?

    Y yo me respondo desde esta manera:
    -Todo análisis social es parcial y limitado.
    -En caso de duda, opta por los pobres (Palestinos, refugiados, inmigrantes, desempleados , ...)
    -Pero nunca entiendas la espiritualidad como algo ajeno a los problemas del mundo, de la humanidad, de los pueblos y los individuos. "Nada humano nos es ajeno". (Creo que es una cita de Pablo VI)

  • Enlace Comentario Miércoles, 23 Septiembre 2015 11:14 publicado por Manuel

    Pedro, has comentado "No creo que podamos movernos libres de toda influencia y está bien que lo reconozcamos".. Yo no expreso que estemos "libres de influencias", porque es una evidencia que estamos influencidos por muchos factores. Lo que quiero expresar, es que los "prejuicios" sí que los podemos detectar y mirar, apartarlos y relacionarnos con la "cosa directamente"; ésa es la esencia del trabajo.

  • Enlace Comentario Martes, 22 Septiembre 2015 20:22 publicado por Ricard Miquel

    Pedro, entiendo lo que dices. Dios pone ejercicios para todos.
    Saludos cordiales.

  • Enlace Comentario Martes, 22 Septiembre 2015 19:29 publicado por laura

    Me parece muy interesante todo lo que aqui se esta exponiendo. Delimitar entre personaje y personalidad, por ejemplo; creo que eso yo lo veo claro cuando estoy despierta, si no lo confundo.
    Me parece muy interesante todo lo que aqui se esta exponiendo. Delimitar entre personaje y personalidad, por ejemplo; creo que eso yo lo veo claro cuando estoy despierta, si no lo confundo.
    Aporto mi caso personal para no generalizar; Desde donde yo estoy no me muevo libre de influencias, pero creo que vivir libre de prejuicios es una meta que es alcanzable y que de hecho intento todos los dias. Si no pensara asi no creo que siguiera en el Trabajo. Es una de las grandes maravillas de Blay hacer ver que alcanzar esa libertad es totalmente posible, y eso es algo que a mi me empuja a ello una y otra vez. En el Trabajo diario pasa igual, se marca la referencia hacia esa meta (sabiendo que no se está), y eso es algo con un tremendo valor.

  • Enlace Comentario Lunes, 21 Septiembre 2015 17:10 publicado por Pedro

    Miquel, precisamente para entendernos me parece importante asegurarnos de que estamos diciendo lo mismo al hablar de conceptos como personalidad o nivel de conciencia. En el Trabajo los tenemos más o menos definidos y eso facilita el contraste de ideas.
    Manuel, no veo posible abordar ningún tema absolutamente libre de prejuicios. Estoy de acuerdo en que hay que intentarlo pero, como nos recuerda Jordi, estamos limitados. Es más, la simple decisión de abordar un tema y no otro, ¿la decidimos nosotros? ¿Hasta que punto nos movemos en función de los mass media? No creo que podamos movernos libres de toda influencia y está bien que lo reconozcamos.

  • Enlace Comentario Lunes, 21 Septiembre 2015 10:48 publicado por Manuel

    Pedro, a tu cuestión "¿a qué te refieres cuando hablas de una acción total, no guiada por códigos externos? ¿La has experimentado o conoces agente que lo haya hecho?" es lo que está hablando Antonio Blay cuando se refiere a que lo exterior, sea en forma de persona, objeto, experiencia, estímulo interno y "nosotros" hemos de relacionarnos "directamente", sin interposición de elementos externos en forma de ideas, juicios...Es una mirada directa. Si yo conecto con una experiencia, y desde el momento de conectar yo la estoy juzgando como "dolorosa", ya estoy estableciendo una guia de por donde van a ir las cosas; ahora bien, si yo vivo plenamente esa experiencia sin juicios previos, es entonces cuando estoy "mirándola directamente"...¿No estamos relacionando con el tema de los refugiados directamente o a través de nuestros juicios ya establecidos previamente?...Personalmente los autores que más me han influenciado en esta linea al margen de Antonio Blay es Krishnamurti.

  • Enlace Comentario Domingo, 20 Septiembre 2015 18:18 publicado por Jordi

    Nuestra forma personal es por definición limitada, o sea que los más probable es que seamos parciales: por falta de información, por identificación con la colectividad a la que pertenecemos o por proponer soluciones que no han sido contrastadas en la práctica. Pero tenemos que hacer todo cuanto podamos desde esta limitación y tener presente que solemos avanzar a base de prueba y error.
    Y no es que rehuya este tipo de discusiones que estamos teniendo, pero quiero haceros notar que la situación de los refugiados exige una solución urgente y que hacer presión a los gobiernos para que procedan de una forma humanitaria superando los egoísmos personales o colectivos, seguro que es correcto desde una perspectiva superior.

  • Enlace Comentario Sábado, 19 Septiembre 2015 16:12 publicado por Ricard Miquel

    Pedro, no intento aunar terminologías, para mí lo importante es que nos entendamos.
    Creo que una dimensión puede tener distintos niveles de conciencia, y un mismo nivel o plano de conciencia distintas dimensiones.
    ¡Adelante con tu búsqueda! Te doy ánimos.

  • Enlace Comentario Viernes, 18 Septiembre 2015 17:28 publicado por Pedro

    Tres apuntes al hilo de los tres últimos comentarios:
    - Diría que la terminología tiene su importancia. Normalmente hablamos de planos de conciencia, no de dimensiones. En ese sentido, creo que estamos de acuerdo en que la implicación en el nivel de conciencia de la personalidad (tanto a nivel individual como colectivo)es inevitable.
    - Jordi, mi duda surge al abordar el sesgo que arrastramos, ya que nuestros conocimientos y experiencias se han dado en contextos concretos y limitados. Aunque no busquemos satisfacer intereses concretos ni nos dediquemos a pretender ser lo que no somos, nuestros juicios e intervenciones en la realidad son parciales y cuestionables. De hecho, en ocasiones nosotros mismos nos percatamos de no haber actuado de la forma más adecuada cuando tenemos más perspectiva (después de visto...). Probablemente el ser humano no tiene otra opción ya que la alternativa que plantea Manuel no la entiendo.
    - Ese es, precisamente, el tercer apunte: Manuel, ¿a qué te refieres cuando hablas de una acción total, no guiada por códigos externos? ¿La has experimentado o conoces agente que lo haya hecho? Si fuera así sería muy interesante conocer esas experiencias.

  • Enlace Comentario Viernes, 18 Septiembre 2015 14:22 publicado por Ricard Miquel

    Yo también distinguiría entre personalidad y personaje.
    En las dimensiones individual y colectiva de la conciencia, entiendo que es inevitable tomar partido y comprometerse.
    En la dimensión espiritual, creo que ya está dicho todo, todo ya está juzgado, como encontramos en el evangelio de san Juan.

Para poder participar con tus comentarios en el artículo es necesario ser socio simpatizante de la asociación, lo cual es gratuito y sólo requiere tu registro en esta web. Más información en el apartado COMO HACERSE SOCIO.