Iniciar sesión

Miércoles, 02 Diciembre 2015 18:27

El desarrollo de ADCA. Una experiencia colectiva y personal

Publicado por 
Valora este artículo
(4 votos)

El pasado 22 de noviembre tuvo lugar en Barcelona la tercera Asamblea Anual de ADCA. En ella, además de dar fe de asistentes, cuentas, actividades y proyectos, algunos de nuestros socios tuvieron la ocasión de compartir sus experiencias del Trabajo en su ámbito laboral, o lúdico. De estas ponencias, que tenemos intención de compartir con un cierto detalle en posteriores artículos, hay dos aspectos que considero importante destacar.

Por una parte, y a un nivel más colectivo, se hizo evidente en estas exposiciones, y en perfecta continuidad con lo expresado en la Asamblea, el lento pero firme asentamiento de la Asociación, es decir, del arquetipo que ésta defiende y propaga: una vivencia y visión de la realidad mucho más acorde con nuestra realidad esencial, y con la realidad en sí. Cada descripción ejemplifica una aplicación práctica de  una manera de ser y vivir que nos reconoce, nos incluye y nos expande en un entorno con el que podemos, ya desde nosotros, contactar, incidir, y mejorar. Porque en las ponencias se habla de experiencias concretas, de actuaciones directas en un entorno al cual se aporta luz, pero no ya por nosotros, sino porque ayudamos a hacer florecer la de los demás, porque ayudamos  a que, de modo directo, indirecto o circunstancial, ellos sean más ellos, y, en consecuencia, la realidad se pueda arrancar unos cuantos velos de encima.  

A modo de ejemplo de esta impresión general, y sin ánimo de ser indiscreto, destacaría la honda impresión que en algunos de los asistentes despertó lo que allí se estaba expresando, tanto por la dimensión y la profundidad de las experiencias que se describían como por la constatación del amplio abanico de posibilidades en las que el Trabajo se puede manifestar e incidir en nuestra sociedad. Para todos los asistentes se hizo evidente aquellas plantas que vemos florecer surgen de un puñado de semillas extraídas de un saco mucho más grande de potencialidades a explorar, y a cultivar.

En segundo lugar, y a nivel personal, es de destacar que todos los que allí se expresaron han dado un paso más en una dirección por la que la Asociación siempre ha animado a transitar: la vivencia del Trabajo no como algo puramente personal y egocentrado sino como algo a vivir y a compartir con los demás. Y, en esta empresa, todo vale, desde un simple comentario en la web hasta un me gusta en Facebook, pasando por una conversación un poquito más despierta con cualquiera de nuestros seres queridos. Cualquiera de estos pasos ayuda a romper los prejuicios que el personaje trata de colocar entre nosotros y la realidad: “no te atrevas, no te comprenderán, quedarás mal”. Ante nosotros tenemos personas que han ido mucho más allá en este empeño; y os aseguro que ninguna de ellas nacieron valientes o temerarias, al principio encontraron las mismas resistencias que todos nosotros, pero las han trabajado y las han superado. Y para ellos este proceso es algo gozoso y pleno, lo cual se hizo evidente a todos los asistentes a la Asamblea simplemente contemplando su rostro, y sus ojos, mientras transmitían sus experiencias. 

Seguro que muchos de vosotros, en vuestros respectivos ámbitos y en la medida de vuestras posibilidades, ya estáis llevando a cabo alguna actividad, y estáis teniendo alguna experiencia en este sentido. Desde la asociación no dejamos de animaros a compartir estas experiencias, tanto en los apartados de la web en los que tenemos la oportunidad de hacerlo como en futuras asambleas.

Muchas gracias por formar parte de esta Asociación.

Leer 4916 veces Modificado por última vez en Miércoles, 02 Diciembre 2015 18:34
Más en esta categoría: « La voz del alma El perdón »

4 comentarios

  • Enlace Comentario Domingo, 06 Diciembre 2015 20:04 publicado por Javier

    Miquel, gracias por tus palabras. La verdad es que fue un fin de semana intenso y diferente para mí. Realmente me impactó escuchar vuestras experiencias en la asamblea. Todavía tengo pendiente navegar más por la web, pero seguro que me animaré a participar. Respecto a los cursos, con la referencia que me das, buscaré algo de información por internet, y lo que no me quede claro, te lo pregunto por Facebook. Por lo que explicaste, creo que me podrían ir muy bien. Un abrazo.

  • Enlace Comentario Sábado, 05 Diciembre 2015 00:41 publicado por Miquel

    Javier, yo no te vi alienígena en ningún momento. Me parece que estás muy en sintonía con lo que aquí se cuece pues de lo contrario no te resonaría tanto. Y como uno de los responsables de comunicación de la asociación quiero darte las gracias por tus intervenciones desde hace tiempo en el grupo de facebook, que siempre vienen como agua de mayo. La verdad es que a mí a la vez me llega tu vivencia y tu punto de vista, así que espero que estés a gusto en ésta otra casa que es la web y te quedes a comer, a cenar y a dormir. Bienvenido.
    Por cierto hace días que te quería comentar en facebook que el tema de los clubs de oratoria, que me dijiste que te interesaba, se llama Toastmasters. Hay más de 10 clubes en Barcelona con horarios distintos y dinámicas distintas. Si te interesa escríbeme en facebook y te contaré más. Un abrazo y gracias a ti por quedarte a la asamblea después del curso.

  • Enlace Comentario Jueves, 03 Diciembre 2015 17:56 publicado por Pilar Maria

    Gracias a todos los que han compartido sus experiencias, ha sido muy enriquecedor porque son ámbitos muy distintos y por lo tanto el mensaje llega a más sectores.

  • Enlace Comentario Jueves, 03 Diciembre 2015 10:17 publicado por Javier

    Tuve el privilegio de asistir a la Asamblea Anual de ADCA. Para mí fue un salto a un planeta de atmósfera desconocida, sin saber siquiera si sabría respirar. Así lo experimenté y así lo cuento. Podría deshacerme en una vorágine de palabras admirativas y ninguna describiría con exactitud la labor que están realizando los ponentes. Permanecí todo lo receptivo que pude, con un rictus estático de sorpresa e incredulidad. A veces escuchaba al que hablaba y miraba a los que escuchaban. Todos serenos, profundos, unidos. Yo, alienígena, intentando escudriñarlo todo. Y estas personas están, han estado siempre, ahí, cerquita de uno, en las escuelas, en los ayuntamientos, en los hospitales, en la policía, en el arte, en las cárceles, y seguramente en todas partes. Estaban ahí, y yo no los veía desde mi pequeña isla mental. Al acabar la Asamblea, aparte de balbucear algo, no supe mostrar mi opinión y gratitud a los asistentes, así que, en la parte alícuota de humanidad que me toque, os doy las gracias por ser y existir.

    Saludos,
    Javier

Para poder participar con tus comentarios en el artículo es necesario ser socio simpatizante de la asociación, lo cual es gratuito y sólo requiere tu registro en esta web. Más información en el apartado COMO HACERSE SOCIO.