Imprimir esta página
Miércoles, 23 Agosto 2017 16:26

El Trabajo interior para mí

Publicado por  Rosalia Gutiérrez
Valora este artículo
(6 votos)

He encontrado respuestas a preguntas y aclaraciones a cosas que veía y sabía pero que estaban más hacia atrás. No prestaba atención a todo lo que veía, seguía un patrón de mi mente. Al hacer el Trabajo he podido ver toda la verdad que tenía delante, todo lo que sabía y veía aunque yo funcionaba desde el automatismo.
Una necesidad imperiosa de saber y llenar un hueco dentro de mi pecho me hizo pedir a Dios que no me importaba el estado en el que estuviera, pero lo que sí que quería era llenar el vacío que yo vivía en mi pecho, el cual lo visualizaba como un hueco negro y profundo. Después he podido comprobar que cuando pides desde tu verdad, recibes de la Vida, de Dios.

Ahí empezó mi búsqueda. Yo me iba al trabajo y hacía mis tareas de cada día pero se presentaban situaciones y personas que me llevaban por el camino de descubrir todo lo que anhelaba.
Conocí los libros de Antonio Blay  y en una papelería de Barcelona vi anunciado que daba una charla un alumno suyo. Así conocí a Jordi Sapés aunque no fue hasta unos años más tarde que empecé a trabajar con él.

Recuerdo los primeros días de escribir los diarios. Estaba contenta pero pronto me di cuenta que había algo que temía y, a la vez, algo que esperaba. No sabía bien qué era. Había un miedo a descubrir algo que no quería que los demás supieran de mí. Pronto me di cuenta que todos los cambios tenía que hacerlos descubriendo y sacando a la luz todo lo que yo temía. María Pilar, que fue la persona que me llevaba en ése momento, con sus preguntas me guiaba para que viera qué había ahí. En mi ignorancia creía que podía cambiar (añadir sabiduría para engordar el personaje) sin cambiar realmente. Quería saber para poder manipular la vida. Es una cuestión de supervivencia, que te valoren y te quieran. Sin la aprobación de los demás tú no eres nadie.


Pronto me di cuenta que era imposible. Al principio, daba vueltas y más vueltas hasta que la evidencia, con el cariño y paciencia de M. Pilar, descubría ante mí una realidad. La mente y el personaje nos tienen encerrados en un círculo del que no quiere que escapes. Cuando vas quitando capas, poco a poco vas sintiendo una libertad, un descanso físico, incluso muscular de cervicales, y vas valorando todo el potencial que somos y todo lo bueno que tienes por ofrecer. Empiezas a perdonarte (no sin antes unos cuantos lloros) y te abres a la vida, todo esto de una forma gradual, pero empiezas a ver una luz. También me parece muy importante hacer los talleres presenciales para trabajar todos esos miedos junto a otros compañeros, la página de ADCA, leer los artículos y hacer cada día el centramiento.
Otro paso importante para poder seguir en el camino fue la primera experiencia en Oseira. Fue transformadora. La paz, el amor y el silencio se vuelven los mejores momentos vividos. Descubres a Dios, que todos somos uno y que cada uno es especial. Hay una conexión con el resto de personas aunque no se hable con ellas.
En mi vida personal ha sido un descanso para mi cuerpo físico. Yo tenía una rigidez importante con los horarios, con llegar a todo, vamos, que era una superwoman! Mientras era jovencita mi cuerpo físico me permitía ese ritmo de trabajo y exigencia. Después de ir descubriendo todo el entramado del personaje pude ver lo horrible que era seguir ese ritmo. Lo mismo que me exigía, se lo exigía a mis compañeros de trabajo. Y me entraba una angustia si las cosas no se hacían en el horario establecido, y las terminaba haciendo yo para que fuera así. Un desgaste de energía importante y una mala calidad de amor y de vivir el momento. Sólo corría para llegar a la hora exigida por los jefes a la que había que terminar. Así yo podía vivir que valía, que era alguien. Ha sido un descanso descubrir todo ese entramado al hacer el Trabajo.
Pero esto no se acaba. Una vez descubierto vas más ligero de equipaje por la vida pero las situaciones que se presentan en el día a día son las mismas que en otras ocasiones, pero ahora eliges tú las respuestas y puedes comprobar cómo, estando despierta, das la mejor de las respuestas a la situación y siempre hay otro reto. Yo lo llamo como resetear mi personalidad. Pero todo eso lleva un tiempo.
Gracias a todos. Y aún queda mucho por hacer!!!

Leer 2876 veces Modificado por última vez en Jueves, 24 Agosto 2017 06:50

9 comentarios

Para poder participar con tus comentarios en el artículo es necesario ser socio simpatizante de la asociación, lo cual es gratuito y sólo requiere tu registro en esta web. Más información en el apartado COMO HACERSE SOCIO.