Iniciar sesión

Jordi Calm

Lunes, 10 Noviembre 2014 10:14

Oseira. Un puente hacia Dios.

Un año más, y siempre hasta ahora coincidiendo con la festividad de todos los Santos, Oseira nos ha acogido durante cinco días de retiro. Aún con los salmos resonando en los oídos quisiera hacer un breve bosquejo de este retiro que sirva de información concisa a los neófitos y para compartir experiencias con los ya versados.

El objetivo que nos llevó allí era el mismo de cada año, aunque no por ello menos ambicioso: tener una vivencia directa de los niveles superiores de conciencia, y de Dios. Un objetivo en línea con el Trabajo que proponemos tanto en el fondo (descubrir lo que somos, en toda su extensión, y vivir en base a ello), como en la forma, orientada hacia una experimentación práctica porque, como decía Blay, si una realidad no es operativa en nuestra vida, no es realidad para nosotros.

El pasado fin de semana del 27 y 28 de septiembre estuvimos en Madrid, celebrando diversas actividades, entre ellas la Asamblea Anual de la Asociación. En ella, además de tener el placer de contactar con un buen número de socios, y disfrutar de su magnífica hospitalidad, pudimos entrelazar dos aspectos que, aunque a priori aparezcan como antitéticos, han de ir de la mano en todo camino de autorrealización: la trascendencia y la cotidianidad.

Miércoles, 03 Septiembre 2014 18:09

Sobre normas y leyes

En los modelos morales y de comportamiento en los que nos hemos movido desde nuestra infancia, muy usualmente recibíamos el mensaje de que para conseguir cosas como ser feliz, llegar a ser alguien en la vida, y similares era imprescindible cumplir una serie de normas que acababan por condensarse en frases como “ser un buen chico/a” o “ser una persona de provecho”; era a base de acatar el conjunto de directrices implícitas en estas acepciones (que hay que decir que eran muy diversas y, además, variables según familias) como se podían alcanzar cosas tan relevantes como, sin ir más lejos, la felicidad.

Domingo, 06 Julio 2014 15:56

Sobre las "recaídas" en el Trabajo

Suele suceder que toda persona que lleva a cabo un trabajo interior tiene en varios momentos la percepción de que va para atrás, de que lo que había conseguido los días o semanas anteriores de repente brilla por su ausencia y vuelve a estar como antes, sino peor, porque añade al parón esta sensación de pérdida. Esto ocurre, por ejemplo, cuando constatamos determinadas resistencias, cuando vemos que hay partes de nosotros que tratan de escabullirse o de hacer trampas en el Trabajo, por mucho que veamos de forma cada vez más clara su utilidad; lo cual no hace sino confundirnos doblemente.

Pero hablar de recaída no hace justicia a la verdad, ya que es exactamente al contrario.

Viernes, 09 Mayo 2014 15:56

La alquimia del sueño

Como ya hemos comentado en algún otro artículo, un proceso inherente a cualquier trabajo de autorrealización que se precie de tal es el de la desidentificación personal, la constatación de que aquello que creías ser, y que hasta el momento te conducía por un camino con más de un bache, por fortuna no se corresponde con una realidad esencial más profunda, rica y fecunda que se va abriendo paso en nuestra conciencia.

Una de las consecuencias de esta desidentificación la encontramos en el hecho de que, al poder vivirte en otro nivel de conciencia, las vicisitudes experimentadas en el nivel anterior van tomando un cariz muy distinto, pasan de ser el factor determinante de tu vida a algo así como información que, en determinadas circunstancias, puede cumplir un determinado propósito.

Normalmente, suele haber dos grandes motivos para empezar a hacer el Trabajo, por una parte hay personas que en algún momento han visto su vida sacudida por un hecho más o menos extraordinario, que puede ser tanto una alguna experiencia directa con otros niveles de conciencia como también algo más “terrenal”, por ejemplo la pérdida de alguien querido. En el otro extremo están también aquellas personas que, sin que haya sucedido nada especialmente relevante, el simple contacto cotidiano con la realidad genera en ellos un ruido interior, a veces eco de problemas más o menos constatables y a veces no,que les está diciendo, y ellos son capaces de entenderlo, que en esta vida ha de haber algo más de lo que están habitualmente manejando, y que es necesario buscar de alguna manera este algo más.

En la pasada asamblea anual de ADCA, algunos de los asistentes hicieron mención de la dificultad que encuentran en comentar los artículos que salen cada mes en la web, como este mismo, ya que observan en ellos un nivel y profundidad ante los cuales creen que cualquier cosa que digan no aportará nada al mismo, que en lugar de enriquecer no se hará sino empobrecer lo que ya está escrito.

Este comentario generó una cierta desazón en los redactores, ya que convertía el esmero con el que se emplean para ofrecer unos materiales dignos de ser leídos y comentados en una especie de boomerang que se volvía en contra de su propia finalidad.

Miércoles, 03 Julio 2013 05:15

La depresión. Niveles y causas

Existe la depresión orgánica como resultado de una disminución de las energías físicas, de un cambio metabólico, un cambio en la circulación o en la presión sanguínea, etc. Todo esto puede producir una depresión basada en lo fisiológico con unas consecuencias psíquicas derivadas de aquélla. 

Y también existe la depresión a nivel del yo-idea, cuando una experiencia se vive como negativa del propio valor. Cada vez que alguien de importancia para nosotros nos niega nuestro valor como persona, el valor de nuestras posibilidades o de algo que hemos realizado, de algo que vivimos como el yo, aquello nos produce una irritación violenta o una reacción depresiva. La depresión se produce en el momento en que yo vivo la situación como una imposibilidad de llegar a la afirmación o a la plenitud que busco. 

Domingo, 31 Marzo 2013 08:28

El progreso paciente e inagotable del Ver

A raíz del texto de Antonio Blay escogido este mes, en el que Blay acota con su precisión habitual los ámbitos de la visión despierta y del pensamiento concreto, creo conveniente remarcar un aspecto del Trabajo en que estas precisiones tienen especial valor, y utilidad. Uno de los primeros descubrimientos que solemos hacer cuando empezamos con despertadores y diarios es que la manera en la que usualmente interpretamos la realidad que nos envuelve y, en consecuencia, la forma en la que respondemos a sus retos, parte de unas premisas mentales que, en forma de juicios y pensamientos, definen nuestras posibilidades de actuación y las enmarcan en unos márgenes tan estrechos como presuntamente inevitables.

Página 2 de 2