Iniciar sesión

mardi, 02 octobre 2018 07:55

La Vida interior

Written by

Su significado
Con este nombre, la gente quiere dar a entender cosas muy diversas. Para muchas personas, vida interior consiste en lograr cierta tranquilidad interna, en aislarse de los problemas y complicaciones del mundo exterior, en alcanzar cierta fuerza, equilibrio, etc. Es decir, para muchos, la vida interior viene a ser como una especie de recetario para conseguir un mayor equilibrio de su personalidad, y nada más. Para otros, vida interior significa cultivar una calidad en el pensar o en el sentir, calidad que luego se manifestará en su vida profesional o social, proporcionándoles una mayor intuición o una mayor inspiración, etc. Para otras personas, vida interior quiere decir dirigirse a eso superior, a lo que se le puede dar el nombre de Dios, o el que sea, y tratar de armonizarse con  esta fuerza superior y así conseguir una paz, ya de un orden superior, un amor, una fuerza; es decir, llegar a una armonía con  Dios, de forma que uno viva de un modo positivo como expresión de esta paz.

mardi, 02 octobre 2018 07:49

Liberar el alma

Written by

Hoy se asoma a mi pensamiento esta idea de liberar el alma, una idea que se despierta por conversaciones recientes y por escuchar diariamente a tantas personas anhelando esa liberación que plenifique la vida.

¿Qué sería eso de liberar el alma? Entiendo que sería una liberación que permitiría la expresión nuestro ser real, de lo que fluye desde lo profundo de nosotros en cada paso del camino.

Para ello sería preciso pasar primero por encontrar el alma, por escucharla… Y una vez encontrada, dejarla ser desde lo profundo y expresarse por los cauces que nos muestren nuestra opción más auténtica. Entiendo que el hallazgo no es algo estático, es algo que fluye y se transforma en cada instante de vida. Si no sería un fósil de una idea estancada y vacía de nosotros mismos, un ídolo que impediría ver la realidad más profunda, un obstáculo para ver nuestra realidad esencial. Una de las muchas tentaciones en ese camino de la identidad que se quiere aferrar a formas estáticas, a ideologías acerca de quienes somos.

dimanche, 02 septembre 2018 11:38

El camino de la oración de Santa Teresa de Jesús

Written by

Cuando queda muy poco para que se inaugure en Ávila el primer Congreso de ADCA sobre Antonio Blay, puede ser oportuno recordar aquí a Santa Teresa de Jesús y sus famosos grados de oración descritos en “El Libro de la Vida” el primero que escribió y que se considera el más espontáneo y fresco, fiel reflejo de su personalidad y de su experiencia humana y sobrenatural.

Teresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada (1515-1582), escribió inicialmente el libro en 1562 en una edición que se perdió, pero volvió a escribirlo de nuevo tres años después, basándose en el texto inicial. El libro se publicó varios años después de su muerte y fue estudiado hasta por la inquisición. Es una biografía, interna y externa, que además de describir acontecimientos mundanos, relata sus experiencias espirituales y enseña a orar. Porque parece ser que Teresa de Jesús experimentó la oración como un camino de aprendizaje, siendo consciente de los pasos que fue dando, el trabajo que tuvo que realizar y la gratitud con que Dios la acompañó.    

dimanche, 02 septembre 2018 11:35

Práctica de la obra de Antonio Blay

Written by

Se dice en el Trabajo que para constatar que avanzas conviene mirar hacia atrás: ADCA se fundó en octubre de 2012 y eligió su segunda junta, la actual, en octubre de 2016, en Oseira, dicho sea de paso.

 Uno de los acuerdos que se tomaron en esta Asamblea fue el de organizar un Congreso sobre la obra de Antonio Blay y su puesta en práctica; y ahora nos encontramos en puertas de su celebración que tendrá lugar este próximo mes de octubre, los días del 12 al 14, en la Universidad de la Mística de Ávila, coincidiendo con la clausura del Año Jubilar Teresiano.

Mejor escenario y compañía no puede encontrar el recuerdo de un místico como Blay, que hizo de la espiritualidad una experiencia personal y supo transmitirla para que pueda ser reproducida por todo aquel que se sienta llamado a buscar su realidad esencial.

Hemos subtitulado el Congreso: “Práctica de la obra de Antonio Blay” porque queremos resaltar que la mística es siempre un camino experimental: no es algo que se piensa sino algo que se vive; y se vive al margen de ideologías, dogmas y jerarquías.