Iniciar sesión

Mercoledì, 23 Agosto 2017 16:26

El Trabajo interior para mí

Written by

He encontrado respuestas a preguntas y aclaraciones a cosas que veía y sabía pero que estaban más hacia atrás. No prestaba atención a todo lo que veía, seguía un patrón de mi mente. Al hacer el Trabajo he podido ver toda la verdad que tenía delante, todo lo que sabía y veía aunque yo funcionaba desde el automatismo.
Una necesidad imperiosa de saber y llenar un hueco dentro de mi pecho me hizo pedir a Dios que no me importaba el estado en el que estuviera, pero lo que sí que quería era llenar el vacío que yo vivía en mi pecho, el cual lo visualizaba como un hueco negro y profundo. Después he podido comprobar que cuando pides desde tu verdad, recibes de la Vida, de Dios.

Ahí empezó mi búsqueda. Yo me iba al trabajo y hacía mis tareas de cada día pero se presentaban situaciones y personas que me llevaban por el camino de descubrir todo lo que anhelaba.
Conocí los libros de Antonio Blay  y en una papelería de Barcelona vi anunciado que daba una charla un alumno suyo. Así conocí a Jordi Sapés aunque no fue hasta unos años más tarde que empecé a trabajar con él.

Mercoledì, 23 Agosto 2017 15:55

La Impecabilidad

Written by

La impecabilidad es la forma natural de atender  la realidad cuando estamos despiertosdestaca por su exactitud, cuidado y fiabilidad; es saber lo que tienes que hacer, desear hacerlo lo mejor posible y llevarlo a cabo de una forma discreta, sin llamar la atención, haciendo lo que haces, sin tener la mente en otro sitio, ni tan siquiera en los resultados que vas a conseguir.

Lo habitual, dormidos, es no estar seguros de por qué hacemos las cosas, de si realmente las queremos hacer o no, de si van a servir para algo, de si nos lo agradecerán o estaríamos mejor en otro lado haciendo algo distinto. Lo complicamos todo sin necesidad alguna, y esta actitud es tan habitual que creemos incluso que demuestra conciencia y ganas de progresar. Por eso discutimos interiormente todo el rato los compromisos adquiridos o las obligaciones inherentes a las responsabilidades que hemos aceptado. Esta es la libertad del personaje. Y el resultado de esta pseudo libertad es que nadie puede estar seguro de nadie, ni confiar en nadie, excepto cuando, obligados por las circunstancias, no tenemos más remedio que acatar las órdenes que recibimos.

Estados negativos son aquellos que lesionan el modo de ser de uno mismo respecto a uno mismo y al mundo. Estados negativos no son los problemas que tenemos en nuestro vivir diario, las luchas que hemos de sostener y superar contra las dificultades. No, estas luchas no quedarán eliminadas. Lo que sí se eliminará es la lucha interior, la escisión interior, la lucha existente entre los elementos internos en nosotros mismos.
Al eliminar esta dualidad o pluralidad de factores dentro del yo, la persona tomará conciencia de sí, de sus posibilidades y recursos, vivirá de una manera integrada toda su capacidad de ser, y es con esta capacidad reunida, entera, consciente, que emprenderá la lucha con los problemas del mundo.No se le evitarán los problemas; lo que ocurre es que allí estará una persona completa, entera, para vivirlos para enfrentarlos y superarlos, para adaptarse, es decir para seguir el juego de la vida, pero ahora ya de un modo totalmente positivo.

Pagina 1 di 24