Iniciar sesión

Mercoledì, 03 Settembre 2014 18:09

Sobre normas y leyes

Written by

En los modelos morales y de comportamiento en los que nos hemos movido desde nuestra infancia, muy usualmente recibíamos el mensaje de que para conseguir cosas como ser feliz, llegar a ser alguien en la vida, y similares era imprescindible cumplir una serie de normas que acababan por condensarse en frases como “ser un buen chico/a” o “ser una persona de provecho”; era a base de acatar el conjunto de directrices implícitas en estas acepciones (que hay que decir que eran muy diversas y, además, variables según familias) como se podían alcanzar cosas tan relevantes como, sin ir más lejos, la felicidad.

Domenica, 06 Luglio 2014 16:03

El deseo (capítulo 6). El deseo en la oración

Written by

Quizá esto lo veremos ilustrado, aunque suene un poco extraño, al hablar de la oración. La oración es frecuentemente una expresión de lo que yo deseo. Lo mismo si deseo ser muy bueno, o muy virtuoso, que si deseo que se solucione un problema que yo tengo, del tipo que sea. Entonces mientras yo estoy formulando mi deseo en la forma de oración, ¿qué está funcionando realmente en mí? Está funcionando un aspecto del sentimiento y está funcionando un aspecto de la mente. Pero no funciona en absoluto el aspecto de la energía.

Domenica, 06 Luglio 2014 15:56

Sobre las "recaídas" en el Trabajo

Written by

Suele suceder que toda persona que lleva a cabo un trabajo interior tiene en varios momentos la percepción de que va para atrás, de que lo que había conseguido los días o semanas anteriores de repente brilla por su ausencia y vuelve a estar como antes, sino peor, porque añade al parón esta sensación de pérdida. Esto ocurre, por ejemplo, cuando constatamos determinadas resistencias, cuando vemos que hay partes de nosotros que tratan de escabullirse o de hacer trampas en el Trabajo, por mucho que veamos de forma cada vez más clara su utilidad; lo cual no hace sino confundirnos doblemente.

Pero hablar de recaída no hace justicia a la verdad, ya que es exactamente al contrario.

Domenica, 06 Luglio 2014 15:51

La droga de las emociones negativas

Written by

La educación que reciben los niños les obliga a sustituir su capacidad de ver, amar y hacer por una determinada visión del mundo, una moral concreta y un conjunto de protocolos destinados a actuar en cada situación. De esta manera, cualquier pensamiento, emoción o acto se clasifican automáticamente en adecuados o inadecuados, según respondan o no al modelo de referencia.

Desde luego, hay formas de hacer que son adecuadas o inadecuadas en relación al objetivo que uno pretende; por ejemplo es materialmente  inadecuado cocer el arroz echando directamente los granos al fuego y socialmente inadecuado no saludar al vecino si quieres mantener buenas relaciones con él. Es lo que Kant denomina: imperativos hipotéticos: protocolos de obligado cumplimiento para alcanzar determinados objetivos. Enseñar esto a los niños parece lógico y necesario.