Iniciar sesión

¿Qué es el Trabajo?

línea de trabajo Antonio Blay

1.- Conceptos básicos.

Este trabajo pretende devolver al ser humano a su estado natural de conciencia; el estado que le permite ejercitar su naturaleza esencial: capacidad de ver (INTELIGENCIA), capacidad de amar (AMOR) y capacidad de hacer (ENERGIA).

Estas capacidades las estuvimos ejercitando espontáneamente en nuestra primera infancia. Pero pronto quedaron enterradas por una educación dirigida a convertirnos en personas de prestigio, éxito y poder social; aquello que nuestros padres proyectaban en nosotros. Tuvimos que tragarnos nuestra espontaneidad y forma personal de ser y convertirnos en un proyecto de “llegar a ser alguien”. Un proyecto que nos ha atrapado en una red de obligaciones, responsabilidades, presiones, miedos y angustias por no haber alcanzado la posición o el reconocimiento esperados.

Destacado Que es el trabajo

En lo fundamental, el Trabajo pretende constatar ese hecho y hacernos redescubrir nuestra realidad personal, la que nos permite ser protagonistas de nuestra existencia y vivir nuestra propia historia, en lugar de comportarnos como personajes de un cuento de ficción que sólo genera desengaño y frustración.

Lo propio y específico de la línea de Antonio Blay es la afirmación de que el ego o personaje es una anomalía artificialmente inducida en nuestra mente cuando éramos niños. Y que, en tanto que es artificial, se puede objetivar y eliminar. El Trabajo que ofrecemos lleva directamente a este objetivo: volver a ser yo mismo; para continuar, después, el desarrollo de la conciencia como resultado de una experiencia vital hecha en primera persona.

2.- Fuentes y aspectos principales del trabajo.

Para el que quiera llevar a cabo esta tarea, presentamos un sistema organizado y perfectamente estructurado, fruto de la labor que durante más de treinta años ha llevado a cabo Jordi Sapés de Lema, basándose en las enseñanzas de Antonio Blay, de quien fue alumno directo durante cinco años, así como en su experiencia personal y la de muchas personas que le hemos acompañado estos últimos tiempos; cada uno con sus problemas y dificultades.

Capacidad de ver (INTELIGENCIA), capacidad de amar (AMOR) y capacidad de hacer (ENERGIA)

La dinámica que se propone, está orientada de forma clara hacia la vida cotidiana de las personas y es totalmente práctica. Después de asimilar los principios que se van a emplear, en una presentación que se realiza durante un fin de semana, se pasa directamente a la ejecución de sucesivos ejercicios que se practican en medio de la vida cotidiana, vista desde un plano de conciencia cada vez más elevado, que es fruto del propio ejercicio. Estos ejercicios se orientan y reafirman a través de la comunicación periódica, vía mail, con tutores que la ADCA homologa y recomienda. Esta es una forma de comunicación muy flexible que, al mismo tiempo, permite una atención rápida y personalizada, capaz de sostener y alentar un progreso individual efectivo y constatable.

Este intercambio, que tiene normalmente una frecuencia semanal, se complementa con algunos seminarios y talleres presenciales, pocos, en los que se profundiza en aspectos concretos y/o se inician procesos de trabajo que prosiguen después por la vía del correo electrónico.

Los objetivos de esta propuesta son ambiciosos, exigen una cierta dedicación; pero están pensados para ser compatibles con las obligaciones familiares, laborales y sociales de la gente normal. Aunque, lógicamente, hay una autoexigencia de rigor en el desempeño de estas funciones. Así que no es tanto una cuestión de disponer de mucho tiempo como de estar dispuestos a vivir más despiertos de lo que la sociedad nos acostumbra a exigir: más despiertos y más conscientes de lo que hacemos.

En definitiva, presentamos una alternativa real, práctica, útil y contrastable para saber qué somos y poder decidir cuál ha de ser nuestro papel en el mundo.