Iniciar sesión

Martes, 05 Noviembre 2013 15:39

Todo está en el Silencio

Publicado por

La práctica del Silencio debe ser aprendida; mejor dicho, debe ser aprendida la práctica de dejar lo que no es silencio, pues sólo así se presenta el Silencio. El Silencio no es algo que nosotros podamos manejar o manipular; el Silencio es algo que siempre está ahí y sólo hay que descubrirlo; y se descubre cuando se quita lo que lo cubre, cuando se quita todo lo que lo oculta a nuestra conciencia. Por eso el trabajo no se relaciona con el Silencio mismo, sino con las demás cosas. Es cuando yo suelto las demás cosas-porque no tienen nada que ver con el Ser esencial, con Dios, con la realidad-, cuando entonces viene el Silencio. Cuando veo que ninguna idea, sensación, acción, tiene nada que ver con la Realidad profunda de mí, del Ser, cuando me doy cuenta de esto, lo suelto todo, lo dejo ir todo y me quedo sin nada. Este aprendizaje de “soltar” y de desidentificación es el que hay que realizar.

Viernes, 04 Octubre 2013 09:27

Los sentimientos. Costumbres y un buen uso.

Publicado por

En nuestra existencia todos vivimos en carne propia un abanico muy amplio de emociones y sentimientos, desde los que consideramos positivos, agradables y placenteros hasta otros más molestos, desagradables o perniciosos. 

Al mismo tiempo, y como algo que con frecuencia se considera consustancial al ser humano, solemos ser muy sensibles a las dinámicas que generan estos sentimientos, hasta el punto de que para valorar cómo ha sido la vida de cualquier persona, si tenemos la noción de que su “balanza emocional” se decantó en vida del lado “negativo” fácilmente afirmaremos que esa persona no levantó cabeza. Podríamos decir, vox populi, que la mayor o menor vivencia de determinadas gamas de sentimientos parecen marcar la bondad o  desgracia de una existencia: “Tuvo una vida feliz” o “fue un desdichado”.

Viernes, 04 Octubre 2013 09:25

El Papa Francisco.

Publicado por

En círculos eclesiásticos se cuenta un chascarrillo que ha tomado relevancia estos últimos meses. Se refiere a una discusión que implica a la Santísima Trinidad: 

Cuentan que el Padre llama al Hijo y le comunica que las cosas en la Tierra andan muy mal y tendrá que volver a bajar a nuestro planeta. El Hijo se niega en redondo, aduce que en su anterior descenso lo pasó muy mal y no está dispuesto a repetir la experiencia. El Padre insiste, dice que es algo que no puede eludir pero Hijo se resiste. Total que interviene El Espíritu Santo diciendo: No os enfadéis, ya bajaré yo, que no he estado nunca en el Vaticano y me hace gracia visitarlo.

Bien, pues parece ser que esta visita se ha hecho realidad: tenemos un nuevo Papa que habla y se comporta como si hubiera entendido el Evangelio. Fijaros lo que dice en diversas declaraciones.

Viernes, 04 Octubre 2013 09:23

El sentido de la vida a través de la presencia de Dios.

Publicado por

El sentido de la vida no es sólo el sentido global de la vida, es el sentido de cada instante de la vida, pues si yo no vivo este sentido en cada instante, yo no podré realizar este sentido. En mi etapa de búsqueda, el sentido de la vida es encontrar la plenitud; luego, si éste es el sentido de la vida, éste es también el sentido de cada momento de la vida, de cada circunstancia; porque «la vida» es un término demasiado general, y si me conformo con esta idea general descubriré que mi conducta particular está muy lejos de este objetivo. Es convirtiéndolo en objeto efectivo de ahora y del momento siguiente como yo realizaré este objetivo. Es, pues, una consigna de cada momento. ¿Estoy abriéndome ahora a lo que es la plenitud, la felicidad, el ser, la verdad, me estoy abriendo a ello? ¿O estoy esperando que algo o alguien me dé un poco más de afirmación o de satisfacción?