El potencial: Energía, Inteligencia, Amor Jordi Sapés

El potencial: Energía, Inteligencia, Amor

Escrito por Antonio Blay Fontcuberta

¿Qué es este potencial? La observación y la experiencia enseñan que el potencial está constituido básicamente por tres cualidades básicas, que son la energía, la inteligencia y la afectividad.

     De la energía derivan todo lo que son procesos energéticos, sea a nivel vital, sea a nivel psicológico: la voluntad, el impulso a vivir, lacapacidad combativa. Todo eso son expresiones del aspecto directamente energía.

 

     De la inteligencia se deriva todo lo que son modos de conocimiento. Desde la percepción de los sentidos a lo que es el proceso de relacionar datos, de abstraer, juzgar, intuir... O sea, toda la gama de conocimientos son derivaciones de este principio de inteligencia.

 

     Y del aspecto afectivo deriva toda nuestra gama del sentir. En el aspecto biológico es el placer, la gama placer-displacer o placer-dolor. En lo afectivo psicológico es la amistad, el afecto, la cordialidad, la alegría, el amor... En el aspecto más espiritual será también el amor (espiritual), sentimiento de belleza, de armonía, de adoración, de beatitud...

 

     De estas tres cualidades fundamentales, en sus interrelaciones, se construye toda la complejidad de nuestra vida anímica. Todo, absolutamente todo lo que experimentamos, y lo que podemos experimentar, está hecho de estas tres cualidades, vividas a un nivel más bajo o más elevado.

 

     Nuestra vida es como un proceso de actualización progresiva de este potencial: de inteligencia, de energía y de amor-felicidad.

 

     En la medida en que nosotros conseguimos actualizar (en nuestra vida concreta) más y más este potencial, en esta misma medida, nosotros vivimos, eficazmente en el exterior, y con plenitud en el interior. O sea, que la plenitud es el resultado de esta autoactualización, la plenitud nunca viene como resultado de una adquisición, sino que viene como resultado de una plena actualización de nuestro potencial. Lo exterior cumple para nosotros la función esencial de adquirir para nosotros los elementos primarios necesarios para este desarrollo, para que yo pueda actualizar, para que al actualizar yo pueda construir.

 

     Del exterior me vienen todos los alimentos, pero es mi hambre y mi capacidad de asimilar la que permitirá utilizar esos alimentos para ir construyendo un cuerpo concreto.

 

     Del exterior me pueden venir estímulos afectivos, pero es mi capacidad de responder, mi capacidad de amar, la que aplicándose sobre esos estímulos (o cosas exteriores) hace que mi vida afectiva crezca. Lo exterior está ahí, y es muy importante, pero lo exterior no me da, el exterior me da elementos para que yo pueda actualizar. Es el suministro de materia gracias a la cual lo que es mi facultad básica se convierte en algo concreto, se construye. Y esto a nivel vital, a nivel afectivo y a nivel mental.

 

     Igualmente, del exterior me viene información; pero es mi propia inteligencia la que entiende la información, la que maneja y asimila el significado de la información. Nunca el significado me viene del exterior, nunca la comprensión me viene del exterior. Del exterior me vienen datos, me vienen estímulos, me vienen sugerencias,... Pero el acto de comprensión es siempre un acto que va de dentro a fuera, es un acto de actualización.

 

     Si no se entiende bien esto preguntad.

 

 

     P.: Si somos inteligencia, amor y energía, ¿por qué vivimos como si no lo fuéramos?

 

     R.: Fíjate que yo digo que somos eso como potencial, potencial quiere decir que no está actualizado. Todo el proceso de la existencia (tal como aparece de momento) es como si se tratara del juego de actualizar en ese mundo concreto de formas, lo que ya somos en un nivel más profundo o más sutil, que es el potencial. Este traslado, este proceso de descenso, de encarnación, de lo que es una realidad en otro nivel superior, éste es un proceso de la existencia. Por lo tanto, lo somos en un nivel y no lo somos en otro y la existencia es el proceso mediante el cual trasladamos lo que somos en un nivel a ese nivel más material.

 

     P.: ¿Por qué estamos divididos?

 

     R.: No, eso no es estar divididos. Es más bien que lo que somos totalmente en un nivel tiende a manifestarse en otros niveles, que no es una división. Por ejemplo, si tú eres un artista y tú ves un paisaje, tú captas allí una belleza, o tú respondes en tu interior con un sentimiento de belleza respecto de aquello. Eso ya es completo en sí mismo.

 

     Lo que pasa es que, en la medida en que vives eso, puedes sentir el gusto de dar una expresión más material a esa belleza que estás viviendo ya entera. Y entonces, lo que haces al trasladarla en forma de cuadro, es como enriquecer, añadir; no es completar algo que le faltaba (la belleza ya era completa en su propio nivel), es como una recreación, es un volver a crear en otro nivel lo que ya eras o vivías de un modo completo en un nivel más sutil.

 

     Quizás más adelante se pueda replantear esa pregunta del porqué de la existencia. El problema tú lo planteas ahora en términos muy concretos: ¿por qué si soy esto hay esa labor? De momento eso que te digo es como una indicación, no pretende ser una explicación que lo explica todo, sino más bien apunta a una posibilidad, pero más adelante verás que podemos plantear el problema desde otro ángulo.

 

     P.: ¿Podemos conseguir esta plenitud si nuestro pensamiento es dual?

 

     R.: Ahí está y eso es lo que veremos, que hay algo que está impidiendo que yo actualice ese potencial plenamente. Y este algo no es otro que mis propias ideas y creencias. Y por esto la gran transformación habrá de tener lugar en nuestra mente. Y hasta que no se haga esta transformación o descubrimiento en nuestra mente nosotros mismos estamos cortando nuestro propio camino (sin darnos cuenta).

 

     De momento lo que interesa que se vea claro o que se intuya es que nuestra vida es un despliegue de algo que ya somos, que este despliegue sólo es posible mediante la combinación de lo que somos como potencial y del mundo concreto que nos rodea. De ahí también, la importancia de las circunstancias, del medio ambiente en que uno se mueva, y al medio ambiente me refiero no solamente en un plano físico, sino afectivo y mental. Porque es de este medio ambiente del que yo recibiré estímulos y material. Pero no recibiré de él desarrollo.

 

     El desarrollo sólo se produce como respuesta mía a las situaciones. Siempre es un proceso que va de dentro a fuera, no es lo de fuera lo que me desarrolla, sino mi respuesta interior a lo de fuera.

 

     P.: ¿Qué significa actualizar?

 

     R.: Actualizar quiere decir que una cosa que estaba potencialmente en un sitio, se convierte en acto. Por ejemplo un muelle, un muelle que está apretado, tiene allí una fuerza potencial. En cuanto lo sueltas aquello se dispara. Allí estaba el potencial de energía y cuando quitas el impedimento, aquello se actualiza, se convierte en acto.

 

Antonio Blay Fontcuberta. “Curso de psicología de la autorrealización”. San Cugat del Vallés. Agosto 1982.

Artículos ADCA
Visto 823 veces
Escrito por Antonio Blay Fontcuberta
Valora este artículo
(5 votos)

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Carlos Carlos Viernes, 02 Diciembre 2022 08:55

    Gracias por tu comentario, Maju. Seleccioné este artículo porque estoy reflexionando sobre la "encarnación", y esa palabra clave, me llevó aquí. Si te das cuenta, en el fondo es de esto de lo que habla el maestro: de que actualizar es traer a la vida cotidiana, para poner en ella y transformarla, lo que somos en esencia en un nivel de conciencia superior: encarnarnos.
    "la existencia es el proceso mediante el cual trasladamos lo que somos en un nivel a ese nivel más material."

     

    Desde aquí animo a seguir mandando comentarios.

  • Enlace al Comentario Maria jesus Maria jesus Miércoles, 30 Noviembre 2022 10:17

    Me ha encantado este artículo Carlos.
    Ya llevo varios años haciendo el Trabajo y he profundizado mil veces en el significado de las palabras, Amor, Energía. Inteligencia, potencial y actualizar.
    Este artículo me ha permitido profundizar aún más.
    Blay tiene esa capacidad de explicar lo complejo y hacerlo entendible.
    Cuando Antonio Blay ha explicado el símil del muelle, me he acordado de Imanol. Le he visto varias veces con un muelle en la mano, je, je,je.Ahora entiendo por qué.

Inicia sesión para enviar comentarios