Carmen

Carmen

Recuerdo el día en el que algo dentro de mí dijo: “Basta! Hasta aquí he llegado!” Ese algo se rebelaba frente a mi forma habitual de comportarme. Pensé que tenía que cambiar, que debería ser más de una manera y menos de otra pero no sabía muy bien cómo hacer la mejor versión de mí misma. Pensaba que todo lo debería y lo podría controlar con mi mente, me perdí en una serie de pensamientos sin sentido hasta que un día mi mente se bloqueó y comenzó a mostrarse bastante irracional. Fue en medio de todo este cacao mental cuando alguien me sugirió que leyera un libro de Antonio Blay: “Ser. Curso de psicología de la autorrealización”.