• Este debate tiene 26 respuestas, 24 mensajes y ha sido actualizado por última vez el hace 5 años, 4 meses por Anónimo.
Viendo 12 entradas - de la 16 a la 27 (de un total de 27)
  • Autor
    Entradas
  • #2321
    Anónimo
    Invitado

    Cuando estamos demasiado pendientes de nosotros mismos nos perdemos la dimensión humana de la existencia, la dimensión social, interpersonal. No nos damos cuenta de que vivimos en el otro y el otro vive en nosotros y que únicamente podemos alcanzar esta comprensión si aprendemos a “ver” al otro. Para ello, se hace imprescindible desenfocar la atención de las necesidades, deseos y experiencias de uno para trasladar el foco a aquello y aquellos que tenemos delante. Esta es la manera de no quedarnos anclados en una realidad pequeña y constreñida en la que únicamente nos miramos el propio ombligo, sino que nuestro campo de visión y por tanto de experiencia se ve enriquecido por multitud de estímulos. En este gesto de apertura, de ampliar la mirada, reside la diferencia entre vivir una existencia pobre y limitante o una existencia plena, vibrante e intensa. Todos sabemos que la satisfacción de esto último no tiene precio.

    Añadir que estoy de acuerdo con Imanol en que ADCA se nos presenta como una plataforma idónea para poner en práctica esta perspectiva de abrirnos al otro y a la realidad compartiendo lo que somos con personas que están en el mismo camino de búsqueda interior, lo cual no deja de ser un regalo que vale la pena aprovechar.

    Por cierto, estoy teniendo el placer de leer los libros de Carlos Castaneda y os animo a todos a que los leáis, pues son una joya que ayudan a integrar y comprender más a fondo el Trabajo de manera divertida y práctica.

    #2322
    Jaume
    Participante

    Ocuparse demasiado identificado con el personaje produce un consumo de energía terrible. El ser humano en esta posición no se comprende ni se percibe. Este déficit de energía le impide vivir las maravillas que le rodean.

    Moraleja: si estamos dormidos consumimos infructuosamente la energía necesaria para poder vivir en plenitud. :woohoo:

    Bona nit!,
    Jaume

    #2324
    Carlos
    Superadministrador

    Otra vez parece que me está hablando. El cansancio se apodera de mí . Se pueden dar expllicaciones al uso: la primavera por ejemplo. O bien que este párrafo no me parecía profundo, por lo laico de su origen.

    Pero no, el Trabajo lo primero que exige es sinceridad, especialmente con uno mismo. Y este párrafo me habla de un peligro en el día a día, en la rutina. Y ahí está precisamente el riesgo, en convertir la autorrealización en algo centrado demasiado en los problemas habituales, que son del personaje. No se trata de hablar mucho de él sino sencillamente de descubrirlo cuando aparece, y hacernos conscientes. Utilizarlo como despertador. En mí la fuerza de la mecanicidad es tan fuerte como supongo que es para los demás. Ya va siendo hora de dejar atrás lo que no soy. Pero cuidado, todo esto hay que verlo desde la experiencia, que si no corre el riesgo de convertirse en una idea más.

    #2325
    Marga
    Superadministrador

    Me parece increíble como un par de líneas pueden resumir de manera tan clara y certera lo que acontece cuando vives en el personaje; cómo es posible que habiendo experimentado la “libertad” con mayúsculas, podamos bajar a los infiernos y continuar con la mecanicidad que se apodera de nosotros, que no nos deja ver las maravillas que nos rodean y tampoco oír la palabra de Dios. ¡Madre mía! qué desperdicio vivir en el personaje y sentir como se nos va escapando la vida; menos mal que tenemos la inmensa suerte de estar en el Trabajo para que en un instante todo cambie, sabiendo que nosotros somos los únicos responsables de poder hacerlo tantas veces como sea necesario…

    #2326
    Sergio Blasco
    Superadministrador

    El hecho de acercarnos a nosotros mismos, el hecho de conocernos mejor,de aprender a saborear nuestro nectar interior, el descubrir nuestra luz, siempre debe tener el sentido de compartirla, de aportar a los demas aquello que sea necesario, de participar en el mundo.

    Una vez nos hemos descubierto, un vez que hemos descubierto la VIDA en nosotros mismos, la propia VIDA comienza de puertas hacia fuera.

    #2327
    Javi
    Participante

    Pues sí, estoy de acuerdo con todos vosotros, el personaje es una máquina que consume una gran cantidad de energía y tiene muy pocas prestaciones. Querer ser importante es una carga demasiado pesada. Afortunadamente podemos despertar o, mientras esto no sea estable, adoptar la posición de testigos en diferido para verle el plumero.

    Leeros reconforta. Gracias.

    #2328
    Rosa
    Participante

    Si uno se pre-ocupa por sí mismo le produce fatiga; parecida a cuando se pre-ocupa por lo demás. El hecho de preocuparse es lo que produce fatiga, porque no se está en el presente, sino metido de lleno en el discurso sin fin del pensamiento, para remediar algo que se teme, desagrada o desea. La primera preocupación aparenta un matiz diferente de la segunda. La primera parece egoísta y la segunda parece un mérito, aunque las dos son mecánicas y excluyentes. La dirección que enfoca el pensamiento puede excluir a una parte y ahí, el conflicto está servido porque hay un desequilibrio de atención. Para ver maravillas se tiene que estar presente, y entonces estas aparecen dentro o fuera de sí mismo. Pero opino que lo mejor es cuando se percibe que dentro y fuera están interrelacionados y unidos. Entonces uno es consciente de que las maravillas suceden dentro y fuera a la vez, y que el espíritu está en todo.

    #2329
    Maria Emilia
    Participante

    Ocuparse demasiado de uno mismo es para mi refugiarse en el ego y así prescindir de vivir de verdad la realidad . Aquí siempre gana el personaje , porque al tirar hacia delante sin mirar demasiado a tu alrededor , quedas ciego y sordo a la vida misma . La fatiga te sobreviene cuando te as cuenta de que vas en contra de tu propia esencia y de tu verdadero ser . Encontrar y poder hacer este trabajo y leeros a todos vosotros me hace sentir que puedo tener la fuerza de conseguir vivir más plenamente y maravillarme por lo que me rodea sin escapar a mi realidad. Gracias a todos.

    #2331
    Jordi Sapés de Lema
    Superadministrador

    Me costó decidirme por esta frase porque era consciente de que no se refería a lo superior sino a lo habitual, pero pensé que no hay que olvidar por qué motivo queremos despertar y que es importante no confundir el despertar con sueños agradables. Además Ana Balado nos acababa de dar, con su vida, una lección acerca de esto. Despertar no es lo contrario de dormir, es abrirnos a la maravilla de existir de forma consciente y gozar de todo lo que sucede, dentro y fuera de nosotros, arriba y abajo. La Totalidad no cabe en nuestra pequeña forma personal pero si cabe en nuestra conciencia y Dios nos lleva de paseo por ella cuando confiamos en Él y no oponemos resistencia.

    #2341
    Joaquín Alberto
    Participante

    El desgaste de energía que supone ocuparse de uno mismo impide el desarrollo de esa misma energía y así nos trasladamos a cuando tenga esto, cuando consiga lo otro, cuando suceda algo, ¿todo para cuando…? Cuando uno encauza esa energía en estar presente se produce una expresión de mi YO en cada momento, actualizando mi energía y poniéndola al servicio de Dios.

    #2347
    Isabel
    Participante

    Me parece que este “ocuparse de uno mismo” se está refiriendo a ocuparse de la personalidad. Está claro que esto es importante y que se ha de velar por construir una personalidad bien cimentada. Pero la palabra “demasiado” nos indica que, en nuestra vida, solamente está habiendo lugar para la dimensión personal y social, sin tener en cuenta nuestra dimensión espiritual.

    Esto nos produce “una terrible fatiga” porque todo el tiempo y energías de que disponemos, es decir, que todo el desarrollo de nuestras capacidades, las estamos empleando en algo caduco que no va más allá del lucimiento personal, dejándonos vacíos por dentro.

    No nos permite ver que las cosas realmente importantes en la vida nos están siendo dadas. Ser conscientes de ésto nos descarga y nos confiere la confianza suficiente como para dejar actuar la sabiduría de la Vida.

    #2382
    Anónimo
    Invitado

    Cada vez que me olvido de Trabajar, recuerdo sólo ese cansancio vital que supone el no controlar nada, en no poder «atar», preveer…Cuando dejo que las cosas sucedan, el cansancio, es otro! hasta alegre…
    Lo que no termino de entender es esta adicción al no ser, no estar…
    Como iría Jordi: a trabajar!!!

Viendo 12 entradas - de la 16 a la 27 (de un total de 27)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.
Scroll al inicio