Antonio Blay

Lo que nos impulsa

La mayor parte de las personas vive su existencia como un contraste entre ilusiones y desilusiones, entre unas situaciones que son placenteras y otras de conflicto, de dolor. Si encuestáramos a un grupo numeroso de personas en relación a la idea que tienen de su vida, evaluada como positiva o negativa, agradable o desagradable, etc., probablemente encontraríamos a un mayor número de ellas que afirmarían que la balanza se inclina del lado negativo.

     Esto es realmente decepcionante si, por otra parte, consideramos que la vida debiera ser algo completamente positivo, que la vida debiera constituir un crecimiento constante en relación a las propias facultades, a la conciencia clara de sí mismo, a la comprensión de las cosas, a la capacidad creativa, y este crecimiento conduciría progresivamente a una mayor vivencia de lo positivo.

Lo que nos impulsa Leer más »

La Presencia de Dios (2 y final)

Entonces comienza la verdadera vida espiritual, pues me doy cuenta de que ya no soy yo quien vivo, de que no soy una unidad aislada enfrentada a la vida, enfrentada a los demás, sino que esa Realidad que intuía y a la que he aspirado de muchas maneras empieza a aparecer en mi propia experiencia. Por sutil, por suave que sea al principio, la calidad que trae consigo es testimonio de que viene de una zona mucho más alta.

 

La Presencia de Dios (2 y final) Leer más »

Oriente, Occidente y Espiritualidad

Oriente ha venido a ser para muchos como sinónimo de espiritualidad, y Occidente como sinónimo de materialismo. Para otros, sin embargo, Oriente no es sino un país inmenso que se ha pasado los siglos petrificado, soñando en hipotéticos mundos subjetivos, rehusando enfrentarse abiertamente con los problemas inmediatos y concretos del mundo físico, económico, político y social, que para Occidente constituyen la máxima realidad. Y para otros, en fin, la actitud de Oriente no plantea ninguna cuestión de valores, sino que es simplemente la expresión de un modo de ser, digamos de un temperamento racial, que se caracteriza por su tendencia contemplativa, pasiva e introspectiva, en contraste con el modo de ser occidental, activo, dinámico y emprendedor.

Oriente, Occidente y Espiritualidad Leer más »

La personalidad creadora. Técnicas psicológicas y liberación interior. Prólogo

Este libro ha sido escrito para los descontentos inteligentes. Es decir, para todos aquellos que, estando disconformes con su modo de ser actual, piensan que debe existir alguna manera de modificar sustantivamente su Personalidad, en el sentido de alcanzar una mayor expansión de sus recursos y una más profunda vivencia de la propia plenitud. Para aquellos que no se encierran en el rígido caparazón de sus ideas y actitudes cristalizadas, y están dispuestos a emprender un trabajo definido para alcanzar una liberación interior de temores, prejuicios, encogimientos, incertidumbres, dudas y perplejidades. Para los que presienten la posibilidad de un vivir pleno, maduro, creador, lleno de sano positivismo y rico de significado. Para los que anhelan respirar hondamente sin trabas interiores, que desean comprender el sentido de la propia vida y que son capaces de luchar para llegar a vivirla de un modo total.

 

La personalidad creadora. Técnicas psicológicas y liberación interior. Prólogo Leer más »

El sentido espiritual

Para que se produzca esta realización yo he de trabajar. Pues aunque esta Realidad ya existe, ya está funcionando (ya que no existe otra energía ni otro poder aparte del Poder Absoluto), aunque yo no puedo ni debo modificar nada de lo que Es, en cambio sí debo modificar mi pequeña visión de las cosas, he de modificar el hecho de apoyarme sólo en lo que perciben mis sentidos materiales y en las ideas que me han transmitido las personas con las que me he educado. Pues las personas, en general, viven sólo a un nivel psicológico y no me han podido trasmitir esa realidad espiritual. Me han hablado de ella, pero desde una postura de creencia, de fe, de moral y quizá de ritual, pero no como de algo realizable experimentalmente en mi propia conciencia.

El sentido espiritual Leer más »

Cómo se vive el hombre: El yo-idea.

Podemos mirar también cómo vive el hombre su propia conciencia de ser. El hombre es un punto, una idea o una voluntad individualizada en la Mente Divina. Pero el hombre está muy lejos de vivir eso. El hombre, cuando es un niño pequeño se vive como una suma de impresiones e impulsos bastante difusos, según parece. Está viviendo, sí, a partir de la dinámica real de la vida, pero de una manera bastante informe. A medida que va creciendo, a medida que va viviendo más y más sus energías y va estructurando su sistema nervioso, toma una conciencia más clara, más diferenciada, de sí mismo y de lo que le rodea. Podríamos decir que el hombre pasa un período de su vida en que está viviendo esencialmente a nivel de su capacidad de experimentar —aunque esto es algo que ocurre durante toda la vida, podríamos señalar que hay un período en que la cosa aparece en estado puro, que es cuando el niño aprende a hacer las cosas; entonces se vive como impulso, se vive de una manera directa, pura—. Pero, poco a poco, a esto se sobrepone la idea que él se va formando de sí mismo. Los demás se refieren a él, le enuncian conceptos, valores, opiniones, le comparan, le contrastan, le juzgan, y todo esto hace que el niño vaya adquiriendo una idea de sí mismo basada no sólo en su experiencia, sino en los juicios y valores que el exterior manifiesta respecto de él.

 

Cómo se vive el hombre: El yo-idea. Leer más »

instrumentos-adca

Somos instrumentos para expresar Su plenitud

Pixabay

Nosotros somos como unos instrumentos conscientes, inteligentes, en manos de Dios, para poder expresar un poco más Su plenitud en la tierra. Somos canales para poder iluminar -mediante Su acción a través de nosotros-un poco más a los demás. No porque yo tenga que enseñar nada ni porque tenga que cambiar o iluminar a nadie, sino solamente porque dejo que Dios a través de mí haga su trabajo de iluminación, de redención. No soy yo quien hago; sólo dejo que Dios haga en mí y a través de mí. En el momento en que creo ser yo, personalmente, quien hace algo, estoy ya cerrando esta apertura hacia Dios, esta puerta de entrada de Dios en mí.

Somos instrumentos para expresar Su plenitud Leer más »

expansion-conciencia-adca

Expansión de la conciencia

Wikipedia. Imagen libre.

Cuando la persona se ha integrado a través del trabajo, que no hace falta que se haya culminado de un modo perfecto, pero sí que se haya logrado esa integración, esa unificación de esas dualidades creadas artificialmente, como eran: la separación del fondo de la forma y, luego, la separación de lo que es consciente y de lo que es inconsciente con todas las cargas retenidas en el inconsciente. Cuando todo esto se ha reasumido en una unidad de nuevo, entonces aparece de modo natural una expansión de conciencia.

 

Expansión de la conciencia Leer más »

arbol-adca

La vida como contraste

pixabay

La mayor parte de las personas vive su existencia como un contraste entre ilusiones y desilusiones, entre unas situaciones que son placenteras y otras de conflicto, de dolor. Si encuestáramos a un grupo numeroso de personas en relación a la idea que tienen de su vida, evaluada como positiva o negativa, agradable o desagradable, etc., probablemente encontraríamos a un mayor número de ellas que afirmarían que la balanza se inclina del lado negativo.

La vida como contraste Leer más »

Scroll al inicio